Cómo prepararse para el nuevo año

Cómo prepararse para el nuevo año

Se acerca el fin de año. El 2019 se termina y llega el momento de hacer balance, cerrar el ciclo y prepararse para el 2020. Un nuevo año con nuevas oportunidades, objetivos y pequeñas revoluciones. Un nuevo comienzo, un nuevo ciclo. ¿Quieres saber cómo afrontarlo y sacarle el máximo partido? Sigue leyendo y lo descubrirás.

Estamos en vísperas de un momento de cambio. Ante nuestros ojos se abre un mundo de posibilidades. La llegada de un nuevo año es una oportunidad única para volver a intentar lo que no conseguimos, mejorar y cambiar lo que no nos gusta. Es tiempo de coger fuerzas y tomar impulso.

Si quieres conseguir nuevos objetivos, alcanzar tus metas, dejar atrás viejos hábitos o cambiar aspectos de tu vida que no te hacen feliz, lee con atención.

Feliz 2020
  1. ¿En qué punto te encuentras?

En primer lugar, es importante que en vez de pensar en buenos propósitos, definas objetivos claros. Pero antes de hacerlo, tienes que pararte a pensar dónde te encuentras. Te será muy difícil dar un paso adelante si no sabes exactamente en qué punto estás. Debes revisar con perspectiva tu realidad. Así, podrás descubrir qué aspectos quieres mantener y qué cosas quieres o necesitas cambiar. El objetivo es siempre mejorar, y para ello debes conocerte y ser consciente de que el secreto del éxito no está fuera, sino en tu interior. Saber cuáles son tus límites y tus puntos fuertes te ayudará a avanzar.

  1. Concluye tus asuntos pendientes

El siguiente paso es desprenderte de lo innecesario y hacer limpieza de asuntos pendientes. Tan solo te podrás concentrar en nuevos retos si enfocas tu energía en ello. Para conseguirlo, es fundamental cerrar el ciclo anterior. Resuelve tus asuntos pendientes y libérate de los que no te sirvan. Prepara el terreno para el nuevo año completando proyectos inacabados, por muy pequeños que sean.

  1. Haz balance del año que acaba

En este momento es aconsejable que te pares a pensar en aquello que no ha salido como esperabas. Puede que en el 2019 algo no funcionara o tuviera un resultado inesperado. No lo afrontes como fracasos, si no como oportunidades para aprender y mejorar. Reflexiona, analiza las causas y podrás determinar la manera de que no vuelva a ocurrirte. Igualmente, es importante que analices tus logros. Ya sean pequeños, medianos o grandes, valóralos como se merecen y extrae lo que te sirva para seguir logrando tus objetivos en el próximo año.

  1. Fija objetivos positivos y concretos

Una vez analizado el año que termina y concluidos tus temas pendientes, es el momento de centrar tu atención en objetivos positivos para 2020. Es fundamental definir objetivos claros. Pueden ser más o menos ambiciosos, pero sin que dejen de ser realistas. Lo importante es que sepas qué pasos puedes dar para conseguirlos. Elige tus siguientes acciones para avanzar en cada uno de ellos. Recuerda que mantener tus propósitos presentes te ayudará a no perder el foco durante el año. Permítete fallar y no te culpes por ello. Recuerda que puedes hacerlo. La constancia y las ganas lo son todo.  ¡Seguro que lo consigues!

El 2020 va a ser tuyo. No vas a dejar que se te escape de las manos.

¿QUÉ NOS DEPARA EL 2020?

A nivel astrológico, a principios de año se producirá el ciclo de Saturno-Plutón. La conjunción de estos dos planetas en el signo de Capricornio dará comienzo a un nuevo ciclo combinado de 33 años. Este ciclo conllevará cambios algo turbulentos, ya que las energías de Saturno y Plutón no son afines. De hecho, plantean intereses contrapuestos. Frente al conservadurismo de Saturno, Plutón plantea la transformación y la regeneración. Por otro lado, a finales de 2020 se producirá el ciclo de Júpiter-Saturno. En concreto, la próxima conjunción será el 21 de diciembre de 2020 en el signo de Acuario. En ese momento dará comienzo un ciclo de 200 años en el elemento Aire. Estaremos, por lo tanto, ante un momento excepcional, pues cambiaremos del elemento Tierra al elemento Aire. La trascendental conjunción de Júpiter-Saturno se vincula con grandes cambios sociales.

Todo esto nos permite pronosticar que el 2020, con su número cerrado y simétrico, será un año de cambios radicales. Promete una revolución total que vendrá repleta de fluctuaciones en la economía. Además, el 2020 vendrá cargado de oportunidades y buenas perspectivas, y estará protagonizado por la ambición y el oportunismo. Será un buen momento para afrontar desafíos profesionales y confiar en tu intuición. En el horóscopo Chino arranca el año de la rata, el primer animal del zodiaco chino que promete el inicio de nuevas energías. Vaticina prosperidad y, de nuevo, cambios.

 

Recuerda: ¡Año nuevo, vida nueva! Aprovéchalo.