Cómo quitar el mal de ojo: remedios naturales

Cómo quitar el mal de ojo: remedios naturales

El mal de ojo es una de las afecciones espirituales y físicas que mayor daño pueden causar a una persona. En ocasiones puede ser difícil de identificar, ya que tiende a confundirse con una simple mala racha. Pero existen algunos aspectos que lo hacen visible; fácil de reconocer. En este artículo te ayudamos a identificarlo. Y también te enseñamos remedios caseros y naturales sobre cómo quitar el mal de ojo. Utiliza el ritual que prefieras como protección contra el mal de ojo.

¿Tienes mal de ojo?

Hay diferentes señales que pueden ayudarte a comprobar que padeces un mal de ojo. Por ejemplo la falta de apetito, el insomnio, las ganas de llorar continúas y sin motivo aparente, que te sientas falto de energía y fuerza o la envidia repentina hacia otras personas. También alergías, vómitos y falta de sueño. Además de otras situaciones que se pueden achacar a la mala suerte: momentos desagradables en el trabajo, en la vida diaria, personas que te dan la espalda, etc.

Uno solo de estos síntomas no quiere decir nada. Pueden estar provocados por problemas de salud que debería vigilar un médico. Sin embargo el padecimiento repetido y a lo largo del tiempo de estas afecciones ayudan a vislumbrar el mal de ojo. Si te ves reflejado en estas situaciones y notas que todo ha surgido de forma repentina e injustificable probablemente sufras este mal. ¿Qué puedes hacer al respecto? Seguir leyendo y tomar nota. A continuación te explicamos cómo quitar el mal de ojo.

Para detectarlo de forma segura puedes hacerlo con el método del agua y el aceite. Llena un vaso de agua tibia y prepara un recipiente con aceite de oliva. Después córtate un mechón de pelo y échalo sobre el vaso de agua. Acto seguido deja caer tres gotas de aceite en el vaso. Si el aceite se hunde significa que sufres mal de ojo. Otra opción para identificarlo es leer e interpretar con atención el horóscopo, ya que puede darnos pistas. Ahora te explicamos cómo quitar el mal de ojo.

Cómo quitar el mal de ojo: el agua y la vela

Ya tienes claro que tu mala racha se debe a esta afección. En lugar de agobiarte o maldecir al destino puedes poner en marcha estos remedios caseros y naturales. Para el primero de ellos sólo necesitas un vaso de agua, un recipiente con sal y una vela pequeña de color blanco. Debe hacerse un viernes por la noche con la vela encendida. Esparcirás dos puñados de sal sobre el vaso de agua y la removerás. Después debes introduir la base de la vela dentro del líquido, con cuidado para que no se apague. Deja el vaso detrás de la puerta de tu dormitorio y marcha a dormir. Cuando la vela se consuma por completo te habrás librado del mal de ojo. Utiliza amuletos como protección para hacer el ritual mucho más poderoso. Así lucharás mejor contra los síntomas.

Vela. Quitar el mal de ojo

Aceite, agua y tijeras

Sólo necesitas estos tres elementos para poner en marcha el siguiente remedio. No vuelvas a preguntarte cómo quitar el mal de ojo y ponlo en práctica. Coge un plato hondo de color blanco y llénalo de agua, después introduce las tijeras dentro. Mete también tu dedo anular y deja caer diez gotas de aceite justo encima de la tijera. Puedes pronunciar una oración para potenciar el ritual. Si las gotas consiguen flotar significa que el remedio ha funcionado. Por el contrario si caen al fondo quiere decir que debes repetirlo hasta que surta efecto. El mal de ojo se irá de tu vida antes de lo que crees.

Lluvia y carbón

El último remedio natural consiste en llenar un vaso con agua de lluvia. Tendrás que introducir un par de pequeños trozos de carbón vegetal en el mismo. Situa el vaso detrás de la puerta de casa y espera pacientemente a que el carbón se disuelva. Una vez lo haya hecho tienes que arrojar el agua fuera de casa, limpiar el vaso y no utilizarlo jamás.Al igual que en el anterior ritual puedes usar amuletos y el poder curativo de la oración para atraer las buenas vibras. Funciona en cualquier persona atacada por un mal de ojo.

Si te preguntabas cómo quitar el mal de ojo en estos tres métodos tienes la respuesta. Normalmente con usar uno de ellos es suficiente, pero en el caso de que el mal se resista puedes combinarlos hasta que lo consigas.

También es muy útil buscar ayuda en la oración y los amuletos. Hay objetos ligados a nuestra vida que pueden servir como protección contra el mal de ojo y sus síntomas. Es bueno tenerlos en casa pero también llevarlos encima en algunas situaciones, como a la hora de hacer un ritual purificador. Además es positivo mantenerse alejado de personas con envidia de nuestros éxitos. Una persona así es de lo más peligrosa a la hora de contaminarnos con el mal de ojo.